Patrik Andersson ha sido esta semana el gran protagonista en la FCB Escola. Un total de 22 jugadores, de entre 9 y 14 años, del Campus del ex jugador sueco del FC Barcelona han podido conocer durante cinco días los métodos de entrenamiento y la filosofía de la FCB Escola de la mano de los técnicos azulgranas Óscar Céspedes, Alejandro Esteban y Bernat Villa. "Es la tercera vez que venimos a Barcelona a trabajar conjuntamente con la FCB Escola. Para ellos, chicos y chicas de diferentes equipos de Suecia, es toda una aventura poder conocer el Camp Nou y descubrir cómo trabaja el fútbol base del campeón de Europa", asegura el ex central sueco, que formó parte del primer equipo azulgrana entre los años 2001 y 2004, donde precisamente coincidió con el primer técnico del Barça, Luis Enrique.

"El Barça, un referente mundial"

Andersson considera que el Barça es, por sus valores y su filosofía, "el referente mundial" en fútbol formativo. "Es por este motivo que venimos a Barcelona. Me gusta el sistema de trabajo de la FCB Escola, la metodología y los valores, como son la tolerancia, el respeto y el compañerismo, que se enseñan en el Barça y quiero que los chicos y chicas de mi campus los conozcan y los puedan llevar a la práctica cuando vuelvan a Suecia ", explica Andersson, que ha estado presente en la doble sesión de entrenamiento, de noventa minutos cada una, que han hecho diariamente sus alumnos durante la semana. "El ejercicio que más les ha gustado es, sin duda, el rondo. Yo les he dicho que es el ejercicio que mejor define la filosofía del Barça. Su fútbol de toque, posesión y control".

Sobre Luis Enrique

Una filosofía y una forma de entrenar que él vivió durante las tres temporadas que formó parte del Barça. Un ciclo donde coincidió con Luis Enrique: "Su trayectoria como entrenador ha sido brillante. El Barça camino de ganar el quinto título de la temporada en el Mundial de Clubes de Japón. Una cifra espectacular. Este ha sido el año de Luis Enrique y por ello creo que se merece ganar el premio al mejor entrenador del año". Andersson explica que sigue los partidos del Barça desde la localidad de Bjärred, donde reside, y destaca la clave del éxito del triplete azulgrana logrado la temporada pasada en la combinación del carácter de Luis Enrique, la implicación y la calidad de los jugadores de La Masía y el lujo de contar con el mejor jugador del mundo, Messi, formando parte de una delantera "única e irrepetible" con Neymar y Luis Suárez.

Su trayectoria azulgrana

Patrik Andersson, que en la actualidad tiene 44 años, llegó en 2001 al FC Barcelona de la mano de Carles Rexach tras ganar con el Bayern de Múnich la Liga de Campeones contra el Valencia en la final disputada en Milán. Aquel verano también llegan Christanval, Saviola, Bonano, Geovanni y Rochemback. Su trayectoria en el Barça, donde tuvo a Charly Rexach, Louis Van Gaal, Radomir Antic y Frank Rijkaard como entrenadores, está marcada por las lesiones. En especial la que sufrió en los ligamentos de la rodilla izquierda. Andersson sólo disputó 43 partidos con la camiseta azulgrana y no ganó ningún título oficial. Fue el primer jugador que lució el dorsal número 4 en la espalda después de la marcha de Pep Guardiola. En su palmarés figuran, además de la Champions ganada en 2001, dos Ligas y dos Copas alemanas, dos Supercopas de Alemania y una Liga sueca.